viernes, 13 de febrero de 2015

TÉ DE AMOR




Cinco minutos de amor
bastaron para enamorarse,
quizás quedaron en una esquina
de otras vidas para encontrarse.
Dos miradas sin destino
y sin nombre para invocarse,
un roce de piel,
y nada tardaron para desnudarse.

Lo que vino después,
no fue más que un coma etílico,
de beberse los besos
hasta embriagarse.
Quién sabe si fue muerte súbita
o un paro
de tanto amarse.

Sólo se escuchó una onda de mar,
y un amor naufragante
dejaba en  un latir lineal:
“Lo siento por abandonarte”.
Guardó en un saquito de gasa
los cinco minutos de amor,
más dos que tardó
su amor en alejarse.

Desde entonces ella, cada noche,
moja sus labios con los besos
que él ya no pudo darle.


Autora : Ariel 

¡¡Feliz San Valentín!!


Té de Amor - (c) - Ariel


EL FANTASMA DE MÍ ÓPERA



Bajo telones de una ópera siniestra,
se pacta un juego perverso
entre luces y sombras.
Son sus ojos pintados de tinieblas
quienes de su poder blasonan,
máculas en estigmas a fuego
ocultas tras  muros de infierno.

Ven, ángel de la música,
canta para mí melodías del viento,
que mitiguen tanto dolor
sólo con la lira de tu aliento.
Acaricia con tus ojos cerrados al pavor
que destilan entre catacumbas 
mis pasos yertos.
Solfea con tu voz mis versos,
arrancando una a una las espinas
de este corazón muerto.

Ven, ángel de la música,
canta para mí melodías del viento,
borra con tu inmaculado tacto
huellas de un pasado grotesco.
Deja que un beso penitente expire
en los bordes oscuros de mi boca
para beber entre mis suspiros
los aleteos de tus alas esplendorosas,
pero no mires tras la máscara
donde habita mi alma horrorosa.
Mío será tu latir,
eternamente, entre luces y sombras.

Ven, ángel de la música,
canta para mí melodías del viento.
En el ánima del tinte de mis dedos
fenecerá la lobreguez de mis deseos.
Entre tubulares acordes de un órgano funesto
me despediré de este mundo infame , mientras

en el regazo de tu ópera muero.

Autora : Ariel



El fantasma de mí ópera - (c) - Ariel


jueves, 12 de febrero de 2015

BESO NEGRO




Su noche se viste
de piel de amantes,
ansias de unos labios en lengua menguante.

Dejan sus líneas al trazo desnudo
de un dedo curtido en áspero abrigo y
gimen sus ansias en grito profundo,
contra el frío muro
que erecta pezones.

Se entrelazan sus manos,
sujetas al raso,
virilidad que embiste sin permiso
y por detrás se acuesta,
dejando desgarros
de unas uñas pintadas,
en sábanas
que en sudor se resbalan.

Murmura en su nuca
nubes obscenas
que mojan encajes
de rocíos prendidos en llamas.

Las ganas muerden su pelo,
reverenciando sus glúteos
ante el señorío que la nombró cortesana.

Hilos finos de su boca,
descalzos,
bajan por la espalda
como puñal de una lengua que separa sus nalgas.

Repite el trago de su amargo secreto
multiplicando jadeos que se condensan en lágrimas.

Gemelos de clímax, alumbran auras.
Beso negro que se declara, al lucero del alba.


Autora: Ariel

BESO NEGRO - (c) - Ariel


viernes, 6 de febrero de 2015

ELEGÍA AL CORAZÓN



Te quedaste así de eterna,

encerrada entre auroras de ilusiones

sin que de rocío se  vetara tu rostro.

Entre pétalos de versos bermejos

se ajaron  labios de efímera pasión,

 vacío del lecho donde durmieron mil labios

y sólo aquellos te dejaron amor .

Te quedaste así de eterna,

enredada entre telarañas del viento,

deteniéndote  en aquel instante de escarchados silencios,

para ver partir el témpano del último latir del corazón.

Será que tus pétalos sonaban a poesía sin tiempo

o quizás fueron sus poesías

las que perfumaron un tiempo para  dos .

Te quedaste así de eterna,

tumbada junto a sus metáforas ausentes

donde las palabras dicen ser sólo palabras,

tatuada inherente al pecho sin razón.

Cual si fueras  abrigo de su noche,

dormida por siempre

entre aquel primer y último beso,

sin que ninguno pudiera decir adiós.



Me quedé así de eterna,

en tu "te amo mi amor" .


Autora: Ariel

Elegía al corazón - (c) - Ariel