jueves, 27 de agosto de 2015

NIÑO INDIO, HIJO DEL SOL



Páramo de silencio corrompido de barbarie
donde el viento huele a desprecio y dolor.
El grito se desgarra en la lanza del guerrero,
de masacre se tiñe el río , en la lucha por su honor.



La llama del imperio en mano blanca se levanta
y en su vientre , destila miedo y el humo araña.
En su seno se hacen ecos los tambores de la guerra
tras la cruz muerde el veneno ,hipocresía de su lengua.



Luna llameante bendecida por el sol es coronada,
elegida de su raza nueve lunas ella abraza.
Arrastrando por el lodo el moreno de sus llagas,
alineado en los planetas lo cobija en sus extrañas.



En el púlpito del álamo se hinca ante sus ancestros,
ahogando en sus ramas su tormento con los dientes.
Y del olor a tanta muerte , es la vida que renace
en las manos de la tierra, bautizada por su sangre.



Secos son sus pechos por la hambruna castigados,
empuñando valentía los rasga con el filo de la daga.
Amamantado con su vida en una danza de miradas,
niño indio nace al vuelo, del espíritu de un águila.


Autora : Ariel
Licencia de Creative Commons
NIÑO INDIO, HIJO DEL SOL by Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2015/08/nino-indio-hijo-del-sol.html.

sábado, 22 de agosto de 2015

SELENE Y EL SOL





En un tarde de lluvia de invierno. Esas donde el silencio se instala en el aire, mientras que, el ruido a la lluvia solo es el sonido de fondo, y el olor a la tierra mojada se impregna en los sentidos dando pie a los sentimientos a volar.
Selene caminaba por el bosque dejando que la lluvia la acariciara.
Sus pasos pequeños sonaban sobre las hojas caídas, mientras de sus ojos brotaban las lágrimas, que se mezclaban con las gotas de lluvia.
Ella solo quería poder acabar con su vida, terminar con el dolor que tanto le afligía.
Y en ese instante de desesperación, un milagro aconteció.
Desde el otro lado del mundo, bajo el mismo cielo, Sol corría sin mirar atrás solo quería escapar de la muerte que lo perseguía. Su sangre estaba contaminada por los odios que él mismo creía.
La lluvia cubría su piel mientras la congoja de su llanto lo ahogaba. Y en ese breve instante de desesperación, una luz se cruzó en su camino.
Milagro o casualidad o quizás, algo que por dios estaba escrito.
Dos sitios diferentes en el mundo se cruzaron por un instante, dejando a Selene y a Sol frente a frente, haciendo que sus miradas se fundieran en una dimensión desconocida.
Dos almas que se reencontraban en una misma vida.
Él tomó sus manos y las llevo a su corazón. Ella besó su frente y se abrazaron bajo la misma lluvia.
Unas milésimas de segundo bastaron para que se abriera un canal, para que Selene y Sol se hicieran compañía.
Desde ese día, cada tarde de lluvia, los dos se buscaban encontrándose en secreto bajo la bendición de la lluvia que los cubría.
Selene descubrió que aún había una razón por la cual vivir, quería darle a su Sol de vuelta la vida.
La conexión se hizo tan fuerte, que ella volaba en sueños hasta él, vestida de blanco. Él sentado en su cama la esperaba cansado, ya casi sin fuerzas, sin querer entregarse a la muerte solo para verla.
Ella de luz lo bañaba, sanando su sangre, con el amor que de sus manos brotaban. Sabía que en cada visita que le hacía, de su misma vida se desprendía.
Pero si debía morir quería hacerlo por amor, dándole su energía a quien tanto quería.
La noche en la que él, de su enfermedad se curó, la esperó durante horas con su ventana abierta. Pero ella nunca llegó. Solo la luz de luna que, sin permiso, entraba abrazándolo en su cama.

Selene nunca más volvió. Él ahora la recuerda mirando la luna desde su ventana. Abrazando a Selene, aunque ya no la pueda ver.

                                                                   Autora : Ariel 


Licencia de Creative Commons
Selene y el sol by Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2015/08/selene-y-el-sol.html.

MEDIA LUNA, LUNA ENTERA



Media luna, media vida.

Entre cantos de sirenas,

en un sin fin de destellos,

que van surcando en mi memoria.



Entre azules y violetas,

en una realidad aparente,

mis pensamientos se desvanecen

entre los sueños de la noche.



Media luna, media vida.

Entre realidad y fantasía

atravieso el universo

en busca  de mi alma perdida.



Embrujada con tu hechizo,

con tu luz que me ilumina,

me difumino en tu encanto

y nos convertimos solo en una.



Luna entera de mi vida,

ya no busco tu belleza,

ahora brillo con tu luz

somos una, la más bella.


  Ariel
Licencia de Creative Commons
Media luna, luna entera by Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=5528203207103060376#editor/target=post;postID=7344572060593607333.

sábado, 15 de agosto de 2015

CUANDO EL MUNDO LLORÓ




Entre humos de odio y muerte se hincó el mundo vencido

 en hebras sin nombres a todos sus mártires contó.

Y ondeando en  lontananza se alzo la esperanza,

derramando sus aguas vertidas de sangre , mientras las lloró.



Sopló a los cielos  el desconsuelo que el equilibrio rompió,

el aire se detuvo en el tiempo y la congoja cesó .

El trigo alzo sus espigas cual manos ungidas en Dios,

haciendose eterna la aurora en la fuente del girasol.



La aureola naciente que enarbola el día de luz lo regó,

siendo niños profetas de inocencia perpetua  quien cosechó.

Semillas de lino en surcos de historia clamaron la gloria

 borrando los límites de las fronteras  con la estela del amor.



En cuentas de rosario unidos los hermanos sin raza ni color,

el olvido tendió su sábana blanca en el firmamento y la paz se acostó.

En un sueño profundo vio tiempos fecundos donde la humanidad renació,

despertando en sinfonía, derramó la alegría  en los puros de corazón.



Un solo idioma fue en la meca sagrada que  la plegaria se escuchó,

siendo la voz de un todo  lo que el  nuevo mundo restauró.

Timoneando ferviente la emoción en su vientre la vida le devolvió,

calmando la sed y el hambre el hombre de la paz al fin se nutrió.


 Autora : Ariel

 Poesía huella :: 7ceccde2b0be16eeec15a69738fc4f2083be565c0c9c6dcf12c413193ce8278e MCN :: C2NZ1-96KF0-QEMV3*

lunes, 10 de agosto de 2015

POSDATA , TE AMO ....



Todo lo que no fuimos,
se quedó al reverso 
de la carta que nunca te escribí.
Hoy leo entre líneas 
nuestra historia, 
y vuelvo a firmar con un "te amo",
mi pensamiento.

Autora: Ariel





Licencia de Creative Commons
Posdata , te amo.. by Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.