miércoles, 14 de junio de 2017

ENTRE EL QUINTO Y SÉPTIMO ESCALÓN A MI ALCOBA



En la arena de lo inevitable
dejé 740 versos de viejos amores,
uno más o uno menos,
ya que importa.
 Polvo al polvo
y de cenizas,
 mi piel,
tu hoguera.

Lo cierto es,
que siempre llevo una carta en mi pecho
y mi inspiración,
tu condena a mis besos.
Vives en el ciclo de mis siete lunas,
logo solar de todos mis reinos.
Llevas tatuada la insignia
que te somete a este,
“Mi verbo”.

Ven,
 versa sobre mi carne.
Entre cielo y tierra
cae sobre las cinco puntas de mi casa
y si has de saciar tu sed,
que sea sólo del mar de mi ombligo.
Si lo deseas,
puedes escribir libertad
en cascada sobre mi espalda
o bien,
 morder la odisea de todos mis arcanos
y ser el génesis de mi voluntad.

Te dejaré ser,
sin más pecado que no parar el tiempo
entre el pentágono de nuestros cuerpos.
Sabes bien,
no es fácil amar una diosa,
como así tampoco lo es,
mantenerme despierta
mientras el quinto elemento
me toca.

Quizás algún día,
 llegue aquel apocalipsis
en el que deba de partir,
pero recuerda buscarme
en el capítulo siete

volumen cinco de tu existencia.

Autora; Mariana Regueiro . Ariel 
Licencia de Creative Commons
Entre el quinto y séptimo escalón a mi alcoba by Mariana Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2017/06/entre-el-quinto-y-septimo-escalon-mi.html.


miércoles, 7 de junio de 2017

ADEMANES DEL CORAZÓN





No hablemos de amor,
hoy no.
Si hemos de hablar,
que sea de los efímeros
que son tus besos mariposa
sobre mi frente,
o de cómo tus ojos cambian de color
mientras es tu nombre quien se mece en mi río.
Tal vez de aquellas caricias en cruz,
entre los patíbulos que dejan mis lunares
 sobre mi cuello.

Hoy no hablemos de amor,
hoy no.
Si hemos de hablar,
que sea de como hace juego tu sonrisa
con los hoyuelos que has sabido
garabatear sobre mi cara.
O quizás vendría bien hablar,
de lo dulce que pueden sonar ciertas palabras
o de esas lágrimas mudas
que caen cuando te vas.

Hoy no hablemos de amor,
hoy no.
Si hemos de hablar,
dejemos lo haga mi piel,
que nunca ha sido tan ámbar,
que sea ella quien suspire tu perfume
y me cuente lo que callas.
Puede que, hasta nuestras líneas de la mano,
quieran decir la última palabra
y aunque hagamos oídos sordos
se pronuncien cuando en pleno acto,
se entrelazan.

Hoy no hablemos de amor,
hoy no.
Si hemos de hablar,
que sea de ti,
de mí,

mi amor.

Autora : Mariana Regueiro. Ariel 
Licencia de Creative Commons
Ademanes del corazón by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.


lunes, 22 de mayo de 2017

CON DERECHO A ROCE



La vergüenza se tapó los ojos 
y olvidó maquillarse,
lo decía su sonrisa 
mientras me desnudaba.
No valieron medias de punto 
entre sus manos recias 
y el emblema de mis muslos.
Sabíamos, 
que para cuando pase el temblor,
mis lunares 
estarían próximos al descaro.

A tan solo un palmo de mi vientre,
me debatía entre la vida 
y esa muerte pequeña
de la que bien supo cortejar su boca.
Dígame que si,
que mis dedos
fueron diminutos pasajeros 
entre su pelo
y la séptima maravilla de mi éxtasis.
Esto se lo robé a su pensamiento
mientras me suspiraba.

Su mirada,
esa si,
un cable a tierra a otros mundos 
y de fondo un sol colgante 
entre mis senos y su pecho.
En angulo fiel a sus caderas,
se definieron trapecistas estas piernas.
Ni que decir,
de lo que quedó todo dicho,
cuando mis uñas 
escalaron por su espalda.
Y aunque el tiempo 
se condenaba tirano,
se hizo eterno al posar caricias 
sobre el lienzo de la calma.

Fue usted quien ganó todo derecho,
mientras los roces,
llegaron hasta a mí
sólo por arte de magia.

Autora: Mariana Regueiro. Ariel  
Licencia de Creative Commons
Con derecho a roce by Mariana Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2017/05/con-derecho-roce.html.



GOTAS DE ESPUMA




Llegas como lluvia de mayo 

para mojarme sin previo aviso,

quizás con la premeditación 

de que si quiero guarecerme,

sea entre tus brazos.




Allí es donde truenan los embrujos,

de quien quiere hechizar 

y resulta hechizado.

Ni siquiera lo intentes,

no pago ni daños ni prejuicios,

ni respondo por lo que provoque mi voz

a la vera de tu oído.




A decir verdad,

me intriga a que saben tus besos,

pero no me urge esperar tu boca

a la salida de un posible encuentro.




Llevo por si acaso un paraguas prestado 

por si la ocasión lo requiere 

y de mi corazón no sabrás,

pues lo he dejado entre la lencería 

que al final no llevo.

Ya sabes,

por si acaso me mojo.




Ahora si no me presento a la cita,

no te pongas triste.

Siempre te dejaré un beso de espuma

en el vaso de los secretos.






Autora : Mariana Regueiro. Ariel 
Licencia de Creative Commons
Gotas de espuma by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2017/05/gotas-de-espuma.html.





domingo, 18 de diciembre de 2016

OTEABAN MIS OJOS



Otra madrugada más que quiere despuntar su aurora
mientras mi lumbre desboca ilusiones .
Sentada allí en el borde de un abismo sin sentidos ,
sólo imploro ser capaz de hacerme sentir un segundo.
No fue pecado el soltarte ,
más si pequé 
fue al no seguirte amando ,
aún así me declaro atea de pecados.
Cierto es que de lágrimas nadie decapitó a un valiente,
se repetía mi pensamiento ,
mientras rodaba en un grito tu nombre.

Ahora que por mis cuencas fluyen sólo los recuerdos ,
me inmolo entre lo que nunca dije
 y se quedó en un tiempo lejano.
Si de algo estoy segura ,
es de que mi voz atravesará montañas,
se posará en la copa de mil árboles,
pero siempre volverá sobre aquel mar 
donde se reflejó por primera vez mi risa 
y aunque el sol decidiera apagarse ,
no podría callar de mi boca su poesía.

Vuelven a dormirse los inalcanzables minutos ,
mientras su minutero marca todo aquello imposible .
Imposible de que de su casta venga su nombre ,
más bien lo usurpó la duda de aquel que no sueña.
Ahora si , se quedan mis labios marcados en la frente de Morfeo,
mientras una pálida neblina osa mojar los tejados.
Quién podría culpar esa, su mirada ,
si por desdicha no pudo evitar presenciar 
como estos párpados nuevamente amanecen . 


Autora : Mariana Regueiro . Ariel 
Licencia de Creative Commons
Oteaban mis ojos by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/12/oteaban-mis-ojos.html.

viernes, 18 de noviembre de 2016

DESIDIA


Su perfume golpeó la puerta 
antes de irse.
No le eches la culpa a la noche,
ya estaba muerta antes de empezar.
Fue involuntario.

Autora :  Mariana Regueiro. Ariel 
Licencia de Creative Commons
Desidia by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/11/desidia.html.



sábado, 5 de noviembre de 2016

BREVE AL AMOR





Recuerdo aquel día 
que entraste por mi puerta.
Me dejaste un suspiro , 
dos latidos 
y la suma de tus vidas . 
Que sepas , 
que aún conservo tus caricias 
y mi puerta entreabierta 
por si decides regresar .

Autora: Mariana Regueiro. Ariel 

Licencia de Creative Commons
Breve al amor by Mariana Regueiro Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/11/breve-al-amor.html.