viernes, 22 de julio de 2016

MIL Y UNA NOCHE MÁS






Mientras espero a que la borra de café se decida,
busco otras mil razones para olvidarte.
Entre vaivenes de muecas pletóricas
contonea su embrujo por la sala de la vida.
Irónica sonrisa que elige su víctima,
anuncia descaro y se abanica.
Así sea entre locuras concedidas.

La dulzura se puso de moda entre prendas prestadas,
mientras su alma se vende a cambio de puras caricias.
Se te olvida que nada concedes  por unas pocas migajas,
vulnerable como piel de mariposa
se deja seducir aún sea su última noche.
Cuál sería su reproche, si ella misma se encandila
por un sol que la abandona.

Mientras me acicalo entre caídas de miradas
sigo la veta que dejó en mi piel tu legado.
Claro, que entre pétalos de gardenia
ya no es habida tu boca.
Sabe bien por bien sabido que un amor no se olvida,
pero si se hace el olvidado entre hojas
y cruza en cruz su propio destino .

Buscaré otras mil razones para olvidarte
y una noche más sólo por intentarlo.

sábado, 16 de julio de 2016

ENTRE BRUMAS

Pintura de Judal Marín


Se dejaba ver en mañanas de abril
y en algunas de febrero.
El resto del año se vestía de espuma
con sus pies pintados de corales discretos.
Sentada a la orilla de un mar sediento,
suspiraba gaviotas al ras de su pelo .

Se dejaba ver en instantes perfectos 
y en otros tan inciertos como el tiempo. 
El resto fingía su paso y vivía a destiempo. 
Tendía su mano en amenarado recato, 
distraída se hacía a la espera de un beso. 

Se dejaba ver entre rocas febriles, 
enhebrada en alguna caracola 
que chismosa rompía su secreto.
El resto se escondía entre perlas de algún recuerdo 
sonrojada de crepúsculo en un verso.

Se dejaba ver desde el otro lado del muelle, 
pero él seguía en aquel banco sin poder nunca verle.
El resto puede que fuera tan sólo un sueño.
Dicen aquellos que gustan de finales de cuento,
que prefirió ser sirena por siempre en su pensamiento.

Autora: Ariel 
Licencia de Creative Commons
Entre brumas by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/07/entre-brumas.html.





jueves, 7 de julio de 2016

INEFABLE CORAZÓN



Se fue, con sus sueños atados al hombro y unas botas de lluvia para saltar charcos, dejando una nota que decía: -No llores, volveré cuando el sol vuelva a amanecer en tus ojos .Me quedé esperando su vuelta. Se perdieron las horas, luego los días y hasta los años. Lo dejé partir, sí. ¿Cómo iba a pedirle que volviese?

Después de un tiempo, me enteré que se había hecho poeta o tal vez siempre lo fue y no me había dado cuenta. Desde entonces, en barquitos de papel me llegan sus versos por mis venas. Es extraño, nunca habla de él, sin embargo sus sentimientos son tan míos que en mi pecho se quedan. Acurrucaditos me hablan y me acompañan en esta pérfida espera.

Sé que surcó los siete mares en nueve lunas llenas, ahora habla varios idiomas y canta soprano de primaveras, mientras yo, en cielo raso me cubro en velo de estrellas. Será que no quiero se vean mis ojos  y este hueco entre sábanas muertas. No seré yo quien le quite su libertad por esta estúpida dependencia.
Al menos uno de los dos será feliz y eso es lo único que al fin cuenta. ¿ Cómo iba a pedirle que volviese?. De igual modo dejé una luz en mi ventana, para que no se perdiera y una nota que decía:

-Sólo entra, inefable corazón de poeta, déjate latir cuando el amanecer también contigo vuelva. 

Autora: Mariana Regueiro . Ariel 
Licencia de Creative Commons
Inefable corazón by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/07/inefable-corazon.html.