jueves, 7 de julio de 2016

INEFABLE CORAZÓN



Se fue, con sus sueños atados al hombro y unas botas de lluvia para saltar charcos, dejando una nota que decía: -No llores, volveré cuando el sol vuelva a amanecer en tus ojos .Me quedé esperando su vuelta. Se perdieron las horas, luego los días y hasta los años. Lo dejé partir, sí. ¿Cómo iba a pedirle que volviese?

Después de un tiempo, me enteré que se había hecho poeta o tal vez siempre lo fue y no me había dado cuenta. Desde entonces, en barquitos de papel me llegan sus versos por mis venas. Es extraño, nunca habla de él, sin embargo sus sentimientos son tan míos que en mi pecho se quedan. Acurrucaditos me hablan y me acompañan en esta pérfida espera.

Sé que surcó los siete mares en nueve lunas llenas, ahora habla varios idiomas y canta soprano de primaveras, mientras yo, en cielo raso me cubro en velo de estrellas. Será que no quiero se vean mis ojos  y este hueco entre sábanas muertas. No seré yo quien le quite su libertad por esta estúpida dependencia.
Al menos uno de los dos será feliz y eso es lo único que al fin cuenta. ¿ Cómo iba a pedirle que volviese?. De igual modo dejé una luz en mi ventana, para que no se perdiera y una nota que decía:

-Sólo entra, inefable corazón de poeta, déjate latir cuando el amanecer también contigo vuelva. 

Autora: Mariana Regueiro . Ariel 
Licencia de Creative Commons
Inefable corazón by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/07/inefable-corazon.html.


3 comentarios:

  1. Hermosísimo el diseño como también lo son tus letras, me alegra mucho saber que regresaste a tu hogar, no sabes cuanto te he extrañado. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lindo saber que me extrañas , con mayor gusto escribiré para no alejarme por mucho tiempo. Un gran beso mi querido Ramón

      Eliminar
  2. Bello siempre el brillo de tus letras ese brillo inefable de tu pluma que todo lo embruja. Un beso sirenita,me alegro vuelvas, te quiero!

    ResponderEliminar