domingo, 18 de diciembre de 2016

OTEABAN MIS OJOS



Otra madrugada más que quiere despuntar su aurora
mientras mi lumbre desboca ilusiones .
Sentada allí en el borde de un abismo sin sentidos ,
sólo imploro ser capaz de hacerme sentir un segundo.
No fue pecado el soltarte ,
más si pequé 
fue al no seguirte amando ,
aún así me declaro atea de pecados.
Cierto es que de lágrimas nadie decapitó a un valiente,
se repetía mi pensamiento ,
mientras rodaba en un grito tu nombre.

Ahora que por mis cuencas fluyen sólo los recuerdos ,
me inmolo entre lo que nunca dije
 y se quedó en un tiempo lejano.
Si de algo estoy segura ,
es de que mi voz atravesará montañas,
se posará en la copa de mil árboles,
pero siempre volverá sobre aquel mar 
donde se reflejó por primera vez mi risa 
y aunque el sol decidiera apagarse ,
no podría callar de mi boca su poesía.

Vuelven a dormirse los inalcanzables minutos ,
mientras su minutero marca todo aquello imposible .
Imposible de que de su casta venga su nombre ,
más bien lo usurpó la duda de aquel que no sueña.
Ahora si , se quedan mis labios marcados en la frente de Morfeo,
mientras una pálida neblina osa mojar los tejados.
Quién podría culpar esa, su mirada ,
si por desdicha no pudo evitar presenciar 
como estos párpados nuevamente amanecen . 


Autora : Mariana Regueiro . Ariel 
Licencia de Creative Commons
Oteaban mis ojos by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/12/oteaban-mis-ojos.html.

viernes, 18 de noviembre de 2016

DESIDIA


Su perfume golpeó la puerta 
antes de irse.
No le eches la culpa a la noche,
ya estaba muerta antes de empezar.
Fue involuntario.

Autora :  Mariana Regueiro. Ariel 
Licencia de Creative Commons
Desidia by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/11/desidia.html.



sábado, 5 de noviembre de 2016

BREVE AL AMOR





Recuerdo aquel día 
que entraste por mi puerta.
Me dejaste un suspiro , 
dos latidos 
y la suma de tus vidas . 
Que sepas , 
que aún conservo tus caricias 
y mi puerta entreabierta 
por si decides regresar .

Autora: Mariana Regueiro. Ariel 

Licencia de Creative Commons
Breve al amor by Mariana Regueiro Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/11/breve-al-amor.html.

jueves, 20 de octubre de 2016

SERENDIPIA

                  ( Imagen extraída de internet ) 

Solía sentarse sobre el rascacielos del mundo y hasta jugaba a ser equilibrista entre husos horarios, según dónde le tocara su tiempo de descanso .Se acostaba de espaldas al sol, incrédula de aquel otro rostro que se orientaba a su semblante. Barajaba un solitario que se vestía de luto, pero no se llevaba en el alma.
Quizás en aquel recóndito universo que habitaba en sus ojos, existía vida luego de su muerte. Pálida, destemplada y sin acordes, solfeaba notas con voces prestadas y le dedicaba un concierto a las nubes donde reposaba Beethoven .En alguna ocasión se la vio entrar por la ventana de un niño; hoy ya hombre, consolando su llanto y cambiando de rumbo aquellos nefastos torrentes bermellón .Aún conserva el recuerdo de sus cabellos negros y una risa robada a su inocencia .Por esos entonces, que sabría ella de soltar " Dientes de León" al olvido.
Y así regresaba, mojada hasta sus entrañas de tantas lágrimas hurtadas y un desconsuelo inerte que azotaba la sombra de un camisón ya sin alas .Aún así, en su noche siguiente, volvía a dejar sus pantuflas perfectamente acomodadas y su cama sin deshacer hasta que volvía la madrugada.
Dejó pétalos de besos al aire y en una cajita de orquídeas con su corazón, para aquel  amor de otros tiempos. No escatimó en caricias o abrazos, ya estaban acordados por pura causa y efecto,  pero tan llenos de afecto que no importó ni el por qué ni el cómo.
No siempre veló de suspiros de vida, también de aquellos perdidos que sonámbulos transitan sin nombre .Como no podía ser de otra manera, no le faltó destreza para alternar con la muerte. Siempre había una ocasión para un café frente al río Aqueronte, dónde  la parca le confesaba sus penas  mientras Caronte cruzaba sombras sin prisa.
No sé qué hubiera sido peor, si ser el abogado del diablo o el confesor de la muerte .Aunque queda bien claro, que en punto frío no había comparación.
Con el tiempo se hizo osada, se alistó en un consejo de siete brujas o tal vez la séptima era ella y no se reconoció. Tan pequeña como una canica, se trepó sobre sombreros y sapos. Saltito a saltito, hasta la puerta de la magia y una llave que guardaba el poder que atrapó la inquisición.
Gritó con coraje su nombre, no supo de miedos y entre siete brujas río. 
No sé si era una elegida o tan sólo llevaba coronita de predilección. Más creo que descalza se hacía camaleónica y en varios espejos podía bailar sin condición. 
Algunas noches se las dedicaba al amor, viajaba en la popa de un barco junto a su alma gemela y tomados de las manos pintaban con besos una luna llena dedicada a Poseidón. Otras veces se vestía de sirena y en un cordón de corales le cantaba una nana al fruto de su corazón. Cómo no querer desnudarse de su cuerpo, si sólo en el adviento de sus sueños podía reflejarse en aquellos ojos negros que la amaban bajo mil universos y una misma canción. 
Algunos creían era locura, para mí ella sólo buscaba escaparse y entre tantos latidos perdida, al unísono, se encontró. 

Autora: Mariana R. Regueiro . Ariel 
Licencia de Creative Commons
Serendipia by Mariana R. Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/10/serendipia.html.


miércoles, 19 de octubre de 2016

BESOS DE AGUA



Se pronostica buen tiempo.
Aunque prefiero...
cuando llueven tus besos
y me mojan en sueños .
El olor a tierra mojada
nació en mi piel
y eso si
que no estaba pronosticado,
estaba escrito.

Mariana Regueiro . Ariel
Licencia de Creative Commons
Besos de agua by Mariana Regueiro Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/10/besos-de-agua.html.

jueves, 6 de octubre de 2016

LA PUERTA DE LOS VIENTOS




He escrito mil veces 
sobre trozos de cielo,
al reverso de hojas muertas,
y en cada brote de vida 
donde el polvo de la tierra
se hizo parte de mi piel.

Aprendí a caminar descalza 
por un camino que no me vio nacer,
sin embargo,
me gesté albacea de su origen, 
eternizada en cada huella 
de tiempo perfecto,
fuera del propio tiempo.

Me hice parte de un silencio impoluto,
esos que se hacen dentro del alma
y te dejan el legado de un maestro.
Tomé la quietud de aquella montaña en punta,
que esconde tras su rostro 
un sol con historias de muchos mundos
y entre tantas, la del mío.

Me senté bajo aquél árbol;
que aún marcado,
se quedó en pie para esperarme,
timoneando un barco con sus velas desplegadas
hacia el norte del pozo de San Juan;
que aún con nieve,
brilla en alto por el grito de sus sueños.

Hubo una luna de siete vidas
que me reconoció por vez primera,
bautizándome desnuda 
bajo el claro de su ala.
Si de amapolas se pintaron mis mejillas,
fue de amor y por amor
que volvieron a la vida.

Fue entonces,
cuando se abrieron las puertas de los vientos, 
fui brote, hoja, árbol,
polvo, tierra, camino;
huella, silencio, montaña,
cielo, sol y luna.
No fui nada y lo fui todo 
de su voz y en mi voz,
fui vida y destino.

Autora : Mariana Regueiro . Ariel



sábado, 27 de agosto de 2016

DESIDERATA




A veces,” Te busco”,
a decir verdad, “Te extraño”.
Esa manera, tan tuya,
de decir las cosas y dejar al otro siempre pensando.
A veces, “Te sueño”,
a decir verdad,” Te llamo”.
Puede que tal vez,
te siga por siempre esperando.

A veces, “Te siento”,
a decir verdad, “Aún te sigo llorando”.
No he salido a buscarte,
pero siempre te apareces como por encanto.
A veces, “Te niego”,
a decir verdad, “Te engaño”.
Quizás me engañe a mí misma
y sea lo que tú estabas deseando.

A veces, “Te culpo”,
a decir verdad, “Te regaño”.
Olvido al mismo olvido
y me quedo sin líneas para explicarlo.
A veces, “Te grito”,
a decir verdad, “Te beso en los labios”.
Queda una encrucijada entre tus ojos negros
y las zarzas del pasado.

A veces, “Te miento”,
a decir verdad, “Aún te amo”.
No tengas en cuenta esto último
se me escapó un alazán con mis secretos alados.
A veces, “Te escribo”,
a decir verdad, “Te versan mis labios”.
Ya eres poesía y sin embargo,
no hay libro que lleve tu nombre guardado.

A veces,” ¡Te necesito tanto!”,

a decir verdad, otra vez “Te estoy imaginando” .


Autora: Mariana Regueiro . Ariel 
Licencia de Creative Commons
Desiderata by Mariana Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/08/desiderata.html.


viernes, 12 de agosto de 2016

AMANACER




Amanacer en cada uno de mis días,
despidiéndose de estrellas fugaces 
con un : "Te amo".
Mientras su luna se hace de queso,
unta sus sueños 
en nubes de tutú y zapatitos altos.
Brinca en tela de araña ,
coqueta , chiquita , traviesa 
y tan pizcueta ,
nunca me engaña .
Se sube por cuentos de habas 
y asusta de un grito al ogro 
cada mañana .
Besayuna copitos de miel 
y en puntitas ,
por risas se vuelve a la cama.
Le quedan miguitas por doquier,
por si pierde el unicornio
 de vuelta a casa.
Pinta paredes en blanco y negro ,
dibuja corazones
y yo les pongo mis alas .
Amanacer los trece de agosto 
de cada verano, 
ya tiene quince perlitas de mar 
y una escobita por si quiere volar 
antes de abrir otra vez sus ojitos mañana. 

Autora : Mariana Regueiro .Ariel 
Poema dedicado a mi princesa Ludmila , por sus quince años. 

Te ama eternamente , mamá <3 
Licencia de Creative Commons
Amanacer by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/08/amanacer.html.


viernes, 22 de julio de 2016

MIL Y UNA NOCHE MÁS






Mientras espero a que la borra de café se decida,
busco otras mil razones para olvidarte.
Entre vaivenes de muecas pletóricas
contonea su embrujo por la sala de la vida.
Irónica sonrisa que elige su víctima,
anuncia descaro y se abanica.
Así sea entre locuras concedidas.

La dulzura se puso de moda entre prendas prestadas,
mientras su alma se vende a cambio de puras caricias.
Se te olvida que nada concedes  por unas pocas migajas,
vulnerable como piel de mariposa
se deja seducir aún sea su última noche.
Cuál sería su reproche, si ella misma se encandila
por un sol que la abandona.

Mientras me acicalo entre caídas de miradas
sigo la veta que dejó en mi piel tu legado.
Claro, que entre pétalos de gardenia
ya no es habida tu boca.
Sabe bien por bien sabido que un amor no se olvida,
pero si se hace el olvidado entre hojas
y cruza en cruz su propio destino .

Buscaré otras mil razones para olvidarte
y una noche más sólo por intentarlo.

sábado, 16 de julio de 2016

ENTRE BRUMAS

Pintura de Judal Marín


Se dejaba ver en mañanas de abril
y en algunas de febrero.
El resto del año se vestía de espuma
con sus pies pintados de corales discretos.
Sentada a la orilla de un mar sediento,
suspiraba gaviotas al ras de su pelo .

Se dejaba ver en instantes perfectos 
y en otros tan inciertos como el tiempo. 
El resto fingía su paso y vivía a destiempo. 
Tendía su mano en amenarado recato, 
distraída se hacía a la espera de un beso. 

Se dejaba ver entre rocas febriles, 
enhebrada en alguna caracola 
que chismosa rompía su secreto.
El resto se escondía entre perlas de algún recuerdo 
sonrojada de crepúsculo en un verso.

Se dejaba ver desde el otro lado del muelle, 
pero él seguía en aquel banco sin poder nunca verle.
El resto puede que fuera tan sólo un sueño.
Dicen aquellos que gustan de finales de cuento,
que prefirió ser sirena por siempre en su pensamiento.

Autora: Ariel 
Licencia de Creative Commons
Entre brumas by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/07/entre-brumas.html.





jueves, 7 de julio de 2016

INEFABLE CORAZÓN



Se fue, con sus sueños atados al hombro y unas botas de lluvia para saltar charcos, dejando una nota que decía: -No llores, volveré cuando el sol vuelva a amanecer en tus ojos .Me quedé esperando su vuelta. Se perdieron las horas, luego los días y hasta los años. Lo dejé partir, sí. ¿Cómo iba a pedirle que volviese?

Después de un tiempo, me enteré que se había hecho poeta o tal vez siempre lo fue y no me había dado cuenta. Desde entonces, en barquitos de papel me llegan sus versos por mis venas. Es extraño, nunca habla de él, sin embargo sus sentimientos son tan míos que en mi pecho se quedan. Acurrucaditos me hablan y me acompañan en esta pérfida espera.

Sé que surcó los siete mares en nueve lunas llenas, ahora habla varios idiomas y canta soprano de primaveras, mientras yo, en cielo raso me cubro en velo de estrellas. Será que no quiero se vean mis ojos  y este hueco entre sábanas muertas. No seré yo quien le quite su libertad por esta estúpida dependencia.
Al menos uno de los dos será feliz y eso es lo único que al fin cuenta. ¿ Cómo iba a pedirle que volviese?. De igual modo dejé una luz en mi ventana, para que no se perdiera y una nota que decía:

-Sólo entra, inefable corazón de poeta, déjate latir cuando el amanecer también contigo vuelva. 

Autora: Mariana Regueiro . Ariel 
Licencia de Creative Commons
Inefable corazón by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/07/inefable-corazon.html.


lunes, 25 de abril de 2016

LLUVIA PÚRPURA




Afuera llueve púrpura,
noche estrellada
de amnesia y olor a lavanda.
Será que los tejados
cuentan gotas fugaces,
deseos mojados chapoteando
en sueños para dos.

Afuera llueve púrpura,
garúa pensamientos
de almizcle y mes de abril.
Dicen que es primavera,
cántaro de  trino enamorado,
bajo un ala tiritan apretados
latidos tornasol.

Afuera llueve púrpura,
se empapan las palabras
de dulce piel morena
y luna en fase para el amor.
Sopla un viento travieso una falda,
probabilidad de sirimiri entre pestañas,
diluvia al reverso un corazón.

Afuera llueve púrpura,
noche filarmónica
de timbales  y color.
Será que los empedrados
Juegan  canicas con  gotas,
mientras que en mi sonrisa
se guarece tu canción.


Lluve púrpura, sólo para aquellos que saben verla al revés como Prince .

Autora : Ariel 

Licencia de Creative Commons
Lluvia Púrpura by Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/04/lluvia-purpura_25.html.


jueves, 14 de abril de 2016

MIRADAS



No fueron más de siete segundos ,
pero tan infinitos
que no hubo tiempos conjugados para el corazón.

Una coalición directa al iris,
y de miel se empalagó todo en un mismo color.

Dulce como aquel vestido preferido
que suele usar mi piel para el amor.

Pensamientos con remitente: el universo,
 un posdata que lleva precisas coordenadas
y unos labios que impasibles 
saben esperar su ocasión.

Ahora cuenta,
no te detengas hasta la próxima salida
o puesta de sol.

Ahí estaré como mágico adviento
esperando vuelvan a abrirse las nubes,
para refractar  esa sonrisa
que supo quitar mi respiración.


Mírame , mírame , mírame …
Siete segundos más
 y caerás rendido  entre versos con rima
que sonámbulos deambulan,
tan sólo para que dormido
 me nombres en perdida sinrazón.

Mírame , mírame , mírame …
Te espero en la próxima salida
o puesta de sol,
pero recuerda que el amor se hizo en siete días

y ya sólo nos quedan dos .


Autora: Ariel 
Licencia de Creative Commons
Miradas by Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/04/miradas.html.



martes, 5 de abril de 2016

LA ALCOBA DE LAS MUSAS


    BERTEL THORVALDSEN – APOLO Y LA DANZA DE LAS MUSAS EN EL HELICON


Bajo aquel solsticio que desangra
cálido manantial de vírgenes poetas ,
nueve lados pudorosa muestra la luna
reverenciándose a los pies del Monte Olimpo.


Cual zafiros de la noche
se desvelan en inspiradas profecías,
concebidas bajo un legado divino
donde raya en trueno el juramento.


Como lluvia de perseidas se desvisten
hasta el báculo que embelesado las recibe,
fuente eterna donde sus polvos reverdecen
mediadoras del recuerdo son sus ninfas.

Bella voz de la elocuencia
que coronada de laureles grita gloria,
de mirto y rosas su amor proclama
dulce memorias de sinfonía.

Trágica deidad entre puñal y gloria,
sagrado silencio sobre su lira.
Coronada de hiedra se ríe burlona,
vestida de cielo la tierra en su mano se posa.
Danza coral de sirenas y poesía.



Los cuadros al fin descansan

en la alcoba de las nueve musas.


Autora: Ariel 
Licencia de Creative Commons
La alcoba de las musas by Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/04/la-alcoba-de-las-musas.html.






miércoles, 9 de marzo de 2016

La Maga



Hoy alguien me encontró
donde  me habías dejado,
entre páginas amarillentas
y un pétalo marchito
 de rosa muerta .
Entonces me di cuenta
 que tú no me creaste,
yo siempre fui ella.
Sólo estaba dormida
entre saltos de un loco poeta .
Olvídalo, ya no me leas ,
 el siete es sólo
 para los que saben  
de magia y rayuela .

Autora : Ariel 

Inspirado en el capítulo siete de "Rayuela "

Dedicado a quien me sopló el polvo y me devolvió a las letras .



Licencia de Creative Commons
La Maga by Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/03/la-maga.html.

domingo, 28 de febrero de 2016

CUANDO UNA ESTRELLA MUERE




En ese mismo  instante supo que su tiempo estaba a punto de acabar, aun así no se sentía triste, porque no todas las estrellas habían tenido la oportunidad de vivir tanto y en esa exacta coordenada  que la hacía diferente y afortunada al mismo tiempo. Pensó entonces que su muerte no podía ser tan sólo eso, una muerte. Más bien decidió que sería bonito cerrar sus ojos, como si un sueño profundo la escoltara, para así volver a despertar quizás en un universo paralelo.
Recordó todos los sueños que había tenido con los ojos abiertos, ya que las estrellas nunca pueden dormir y dibujó en su mente cada detalle de todo aquello que nunca pudo alcanzar. No pudo evitar esa extraña sensación que comenzaba en el centro de su pecho, donde su lucecita se suele encoger y agrandar e instantáneamente sintió un fluido entre sus rayos que la hizo sentir más viva que en toda su existencia.
En verdad nunca supo lo que era la soledad, quien podría sentirse así en medio de un universo que te abraza con su bendito silencio y como si de una sinfónica se tratara , cada estrella tocaba una nota de luz , las cuales enlazadas lograban la más armoniosa y perfecta melodía. Mágicamente la pieza de Kitaro, amor cósmico, sonaba en todas las galaxias como inspiración divina entre sus acordes.
Sus fuerzas ya se iban agotando, pero si algo había de diferente en ella, era su actitud de lucha lo que no la hacía una más sobre el firmamento.

Para morir había que hacerlo bien, fue entonces que inhaló profundo su propio polvo y exhaló una luz nunca antes vista. Ahí mismo fue donde la conocí.Su luz me iluminó la cara y supe que aquello que había deseado durante toda mi vida, ahora si se me concedería. Y deseé , deseé , deseé con tantas ganas, que al abrir mis ojos ya era una estrella, desde algún punto de un universo paralelo , que sólo deseaba cumplir los deseos que alguna vez en otra vida me habían pedido. 


Autora: Ariel

Licencia de Creative Commons
Cuando una estrella muere by Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2016/02/cuando-una-estrella-muere.html.