jueves, 27 de agosto de 2015

NIÑO INDIO, HIJO DEL SOL



Páramo de silencio corrompido de barbarie
donde el viento huele a desprecio y dolor.
El grito se desgarra en la lanza del guerrero,
de masacre se tiñe el río , en la lucha por su honor.



La llama del imperio en mano blanca se levanta
y en su vientre , destila miedo y el humo araña.
En su seno se hacen ecos los tambores de la guerra
tras la cruz muerde el veneno ,hipocresía de su lengua.



Luna llameante bendecida por el sol es coronada,
elegida de su raza nueve lunas ella abraza.
Arrastrando por el lodo el moreno de sus llagas,
alineado en los planetas lo cobija en sus extrañas.



En el púlpito del álamo se hinca ante sus ancestros,
ahogando en sus ramas su tormento con los dientes.
Y del olor a tanta muerte , es la vida que renace
en las manos de la tierra, bautizada por su sangre.



Secos son sus pechos por la hambruna castigados,
empuñando valentía los rasga con el filo de la daga.
Amamantado con su vida en una danza de miradas,
niño indio nace al vuelo, del espíritu de un águila.


Autora : Ariel
Licencia de Creative Commons
NIÑO INDIO, HIJO DEL SOL by Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2015/08/nino-indio-hijo-del-sol.html.

4 comentarios:

  1. Bellísimo poema, me ha encantado Ariel.. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Concepción , un gran beso para ti amiga . Ariel

      Eliminar
  2. Cómo estás, Ariel.

    Un gusto leer tu poema.

    Bueno... la eterna lucha por la supremacía y supervivencia.

    Lucha impuesta desde el principio de los tiempos.
    El valiente es perseguido.
    El niño es cruelmente olvidado.
    El cobarde prospera muchísimo practicando el soborno...

    Bueno... tantas cosas lamentables...


    Que tengas un día exquisito.

    ***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una gran sorpresa tu visita Remo , muchas gracias por dejar la sabiduría de tus palabras . Un saludo Ariel

      Eliminar