lunes, 22 de mayo de 2017

CON DERECHO A ROCE



La vergüenza se tapó los ojos 
y olvidó maquillarse,
lo decía su sonrisa 
mientras me desnudaba.
No valieron medias de punto 
entre sus manos recias 
y el emblema de mis muslos.
Sabíamos, 
que para cuando pase el temblor,
mis lunares 
estarían próximos al descaro.

A tan solo un palmo de mi vientre,
me debatía entre la vida 
y esa muerte pequeña
de la que bien supo cortejar su boca.
Dígame que si,
que mis dedos
fueron diminutos pasajeros 
entre su pelo
y la séptima maravilla de mi éxtasis.
Esto se lo robé a su pensamiento
mientras me suspiraba.

Su mirada,
esa si,
un cable a tierra a otros mundos 
y de fondo un sol colgante 
entre mis senos y su pecho.
En angulo fiel a sus caderas,
se definieron trapecistas estas piernas.
Ni que decir,
de lo que quedó todo dicho,
cuando mis uñas 
escalaron por su espalda.
Y aunque el tiempo 
se condenaba tirano,
se hizo eterno al posar caricias 
sobre el lienzo de la calma.

Fue usted quien ganó todo derecho,
mientras los roces,
llegaron hasta a mí
sólo por arte de magia.

Autora: Mariana Regueiro. Ariel  
Licencia de Creative Commons
Con derecho a roce by Mariana Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2017/05/con-derecho-roce.html.



No hay comentarios:

Publicar un comentario