jueves, 15 de marzo de 2018

SOL EDAD



Imagen extraída de internet 


Ya no florecen margaritas en mi jardín,
sólo conservo alguna maceta de menta
para aromar mis días y
aquel clavel del aire
que tanta gracia te daba,
ya sabes,
por su empeño a vivir colgado a mi balcón.
Por cierto,
sigue empecinado en ser el único
que me ve despeinada,
según él,
nada presume de ser más natural
aunque el tiempo me vista como a él.

Ya no florecen margaritas en mi jardín,
los pajaritos pasan de largo y
hasta el sol madruga peñascos
en otros horizontes muy lejanos.
Cómo crees,
los inviernos relatan la costumbre
de dejar mis pies helados,
pero eso sí,
cuando vuelva la primavera
escribiré una carta al amor que nos tuvimos
y que se quedó a las puertas de nuestro otoño.
Pero no creas estoy a disgusto,
al fin y al cabo, son sólo margaritas
y mientras hay quienes las deshojan
yo les hago versos,
 y para eso,
mejor ausentes.

Ya no florecen margaritas en mi jardín,
puede que no les guste el encierro
y prefirieron mejor unos ojales
de algún viajante soñador.
Algunas salpican óleos contra mis rincones
y en un jarrón ajado por el tiempo
duermen sus pinceles.
Dicen que sueñan con un jardín,
aunque dudo sea el mío.
Si tuviera que decir que más extraño de ellas,
sería como cuando niña mis yemas lucían de abejas,
mientras volaba entre sus campos
aduciendo que de mayor
tendría un jardín así.
Sabes,
yo no las culpo,
si fuera como ellas
preferiría volar en el último soplo de un aire frío
a morir en la interrogante de alguien sin valor.

Ya no florecen margaritas en mi jardín,
pero dime:
-y aún me quieres?

Autora: Mariana Regueiro. Ariel 
Licencia de Creative Commons
Sol edad by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2018/03/sol-edad.html.




No hay comentarios:

Publicar un comentario