domingo, 29 de octubre de 2017

DESTINA ... DOS

 
Ilustración de Zac Retz

Parece que fue ayer cuando se abrieron ventanales hacia la toscana del olvido, dejando volar tantas hojas como deseos con el apremio de una respuesta . Y se vio sentada en la glorieta de un pájaro de hierro , saboreando todas las historias de esas letras que se escaparon de su utopía.
En un giro transverso, fue sorprendida por un tiempo burlón, quedando colgada de los silfos que adoraban sus ojos. No fue poeta ni poesía , hasta que se versó en el negro obsidiana que yacía en su faro y despertó a veintidós centímetros del suelo , justo en el cuarto peldaño del paraíso.

Tantos viajes dormida en una pecera y todos los mares de hallaban a la espera de aquella luna que escondía un conejo bajo su galera.
Fue aquel dedo índice, quien bosquejó los caminos de un mismo destino y entonces cayó la brújula por la popa de lo imposible, creándose así la caricia más dulce de todos los tiempos , incluso en el suyo.
En medio de coordenadas que lloraban sus muertos , la Gaia  se curaba entre el fragor de sus cuerpos y renacía una profética melodía de amantes que rememoraba un amor que alguna vez fue prohibido.
Dejaban huellas sus pies desnudos tocando arpas de un sismo, mientras sus manos entrelazadas rezaban su amor al ínfimo.
Entre gotas de lluvia dedicaron todas sus lágrimas, quedando quizás en el recuerdo de aquel loco del parque o en la risa de un ángel niño.
Sus nombres yacen en la arena sagrada de unas Ruinas Mayas y en la cúspide del rey , sus halos ungidos bajo el fuego.Iguanas altivas les daban la venia , mientras un jaguar palaciego rugía entre criptas sus nombres.Cientos de ojos descubrían su enlace , más unas alas blancas los cubría.

No hubo dolor más grande , que aquella despedida y un beso negado a morir se convirtió en la más bella agonía.

Lo que el tiempo se lleva queda marcado en las manos, más no hay regla que marque condena en los glifos de una leyenda.

Autora : Mariana Regueiro. Ariel 

Licencia de Creative Commons
Destina ...dos by Mariana Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2017/10/destina-dos.html.

DICEN QUE ...


Licencia de Creative Commons
Dicen que ... by Mariana Regueiro Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

domingo, 22 de octubre de 2017

HILOS ROJOS



Tengo una entre mil razones para quererlo,
lo convino con mi color preferido
o con aquella sonrisa 
que me sienta tan bien 
por la mañana .

Hurgo en el baúl de los recuerdos 
donde la luz es tenue 
y añil;
pero aún así lo encuentro 
entre retazos de ilusiones 
y largos abrazos.

Tengo una entre mil razones para quererlo,
porque se hizo querer  
entre primorosas distancias
y reflejos de luces fragantes
en viejos tejados.

Pero no siempre prima la razón.

Tengo mil y más latidos para amarlo,
lo llevo en suspiro de alma 
ceñido al páramo de un susurro,
diluido en bermejos torrentes de sal
en viejos anclajes.

Destapo ciudades de antaño 
entre calles que discurren paralelas
y me hallo en la quietud de un principio,
 donde se guardó
el prisma de todos los colores 
en filamentos orquestados de su voz.

Tengo mil y más latidos para amarlo,
porque si de amarlo no pudiera 
de vivir no existiría ni razón.
Dónde quedarían entonces 
todos aquellos versos 
que sin letras escribimos los dos.

De amor,
se tiñen todas las sábanas al viento ,
desde que el primer pensamiento
se enamoró del corazón.

Autora: Mariana Regueiro. Ariel 
Licencia de Creative Commons
Hilos rojos by Mariana Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2017/10/hilos-rojos.html.



martes, 1 de agosto de 2017

R O M A




No, no te quiero,
no.
No te quiero mío,
ni preso, ni mundano.
Te prefiero
golondrina de mi piel,
néctar de mis sueños,
mendigo de mis labios.

No, no te quiero,
no.
No te quiero comprometido
ni en fecha o estado.
Te prefiero
bohemio de mis calles,
peregrino de mis lunares
y guerrero de mi halo,

No,no te quiero,
no.
No te quiero sometido
ni por pena o mandato.
Te prefiero 
sapo entre mis versos,
adivino de mis suspiros
y compositor de mis ojos mojados.

No,no te quiero,
no.
No puedo quererte,
porque todos los caminos
llegan a un mismo sitio
y sin pedir nada a cambio.

No,no te quiero,
no.
Porque siempre he amado.


Autora: Mariana Regueiro. Ariel 
Licencia de Creative Commons
Roma by Mariana Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2017/08/r-o-m-a.html.


miércoles, 14 de junio de 2017

ENTRE EL QUINTO Y SÉPTIMO ESCALÓN A MI ALCOBA



En la arena de lo inevitable
dejé 740 versos de viejos amores,
uno más o uno menos,
ya que importa.
 Polvo al polvo
y de cenizas,
 mi piel,
tu hoguera.

Lo cierto es,
que siempre llevo una carta en mi pecho
y mi inspiración,
tu condena a mis besos.
Vives en el ciclo de mis siete lunas,
logo solar de todos mis reinos.
Llevas tatuada la insignia
que te somete a este,
“Mi verbo”.

Ven,
 versa sobre mi carne.
Entre cielo y tierra
cae sobre las cinco puntas de mi casa
y si has de saciar tu sed,
que sea sólo del mar de mi ombligo.
Si lo deseas,
puedes escribir libertad
en cascada sobre mi espalda
o bien,
 morder la odisea de todos mis arcanos
y ser el génesis de mi voluntad.

Te dejaré ser,
sin más pecado que no parar el tiempo
entre el pentágono de nuestros cuerpos.
Sabes bien,
no es fácil amar una diosa,
como así tampoco lo es,
mantenerme despierta
mientras el quinto elemento
me toca.

Quizás algún día,
 llegue aquel apocalipsis
en el que deba de partir,
pero recuerda buscarme
en el capítulo siete

volumen cinco de tu existencia.

Autora; Mariana Regueiro . Ariel 
Licencia de Creative Commons
Entre el quinto y séptimo escalón a mi alcoba by Mariana Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2017/06/entre-el-quinto-y-septimo-escalon-mi.html.


miércoles, 7 de junio de 2017

ADEMANES DEL CORAZÓN





No hablemos de amor,
hoy no.
Si hemos de hablar,
que sea de los efímeros
que son tus besos mariposa
sobre mi frente,
o de cómo tus ojos cambian de color
mientras es tu nombre quien se mece en mi río.
Tal vez de aquellas caricias en cruz,
entre los patíbulos que dejan mis lunares
 sobre mi cuello.

Hoy no hablemos de amor,
hoy no.
Si hemos de hablar,
que sea de como hace juego tu sonrisa
con los hoyuelos que has sabido
garabatear sobre mi cara.
O quizás vendría bien hablar,
de lo dulce que pueden sonar ciertas palabras
o de esas lágrimas mudas
que caen cuando te vas.

Hoy no hablemos de amor,
hoy no.
Si hemos de hablar,
dejemos lo haga mi piel,
que nunca ha sido tan ámbar,
que sea ella quien suspire tu perfume
y me cuente lo que callas.
Puede que, hasta nuestras líneas de la mano,
quieran decir la última palabra
y aunque hagamos oídos sordos
se pronuncien cuando en pleno acto,
se entrelazan.

Hoy no hablemos de amor,
hoy no.
Si hemos de hablar,
que sea de ti,
de mí,

mi amor.

Autora : Mariana Regueiro. Ariel 
Licencia de Creative Commons
Ademanes del corazón by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.


lunes, 22 de mayo de 2017

CON DERECHO A ROCE



La vergüenza se tapó los ojos 
y olvidó maquillarse,
lo decía su sonrisa 
mientras me desnudaba.
No valieron medias de punto 
entre sus manos recias 
y el emblema de mis muslos.
Sabíamos, 
que para cuando pase el temblor,
mis lunares 
estarían próximos al descaro.

A tan solo un palmo de mi vientre,
me debatía entre la vida 
y esa muerte pequeña
de la que bien supo cortejar su boca.
Dígame que si,
que mis dedos
fueron diminutos pasajeros 
entre su pelo
y la séptima maravilla de mi éxtasis.
Esto se lo robé a su pensamiento
mientras me suspiraba.

Su mirada,
esa si,
un cable a tierra a otros mundos 
y de fondo un sol colgante 
entre mis senos y su pecho.
En angulo fiel a sus caderas,
se definieron trapecistas estas piernas.
Ni que decir,
de lo que quedó todo dicho,
cuando mis uñas 
escalaron por su espalda.
Y aunque el tiempo 
se condenaba tirano,
se hizo eterno al posar caricias 
sobre el lienzo de la calma.

Fue usted quien ganó todo derecho,
mientras los roces,
llegaron hasta a mí
sólo por arte de magia.

Autora: Mariana Regueiro. Ariel  
Licencia de Creative Commons
Con derecho a roce by Mariana Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2017/05/con-derecho-roce.html.