miércoles, 25 de junio de 2014

La historia de como encontré mi árbol


La  historia que voy a contarles es verídica, omitiré algunas cosas que quizás no logren entenderlas o no puedan llegar a creerlas sin dejar de que sea cierta.

Todo transcurrió una noche en la sala de mi casa junto a mi hija mayor hace algunos años.

Mi  hija estaba sentada en el suelo  mientras yo le daba la espalda, cuando unos sonidos raros que ella emitía con su boca hicieron que me diera vuelta .Al mirarla ella se encontraba  sentada en posición de loto y su mirada estaba ida haciendo que me llamará la atención.

Cuando la llamé por su nombre no contesto como si no me escuchará, ya más preocupada volví a llamarla y sin siquiera mirarme comenzó a hablar en un tono de voz que no era el suyo.

Sus palabras eran dirigidas a mí pero no era ella quien hablaba, el mensaje que intentaba darme era sobre mi salud que en ese momento era bastante preocupante.  Llevaba varios meses con los talones desgarrados de los pies, más de 20 kilos de más y un estado de depresión del cual no podía salir. Al principio creí que me estaba gastando una broma pero a medida seguía hablando me daba cuenta que eran conocimientos de los cuales ella no era consciente.

El mensaje me decía que para poder curar mi salud debía ir en busca de mi árbol ya que el en algún lugar me estaba esperando .De esa relación yo podría curarme y el a su vez necesitaba de mi para que pusiera enseñar a otros lo que yo estaba a punto de vivir.

Se me hablo de Buda y su relación con el árbol sagrado cosa que ni ella ni yo teníamos hasta ese entonces conocimiento de toda esa historia. Así que solo atine a escribir mientras la niña hablaba en un estado  de inconsciencia absoluta.

Se me explico con detenimiento como debía salir en la búsqueda de aquel árbol, el mío.

Debía pararme en la puerta de mi casa y hacer unas respiraciones conscientes a las que yo ya estaba acostumbrada a hacer, inhalar por la nariz retener unos segundos y exhalar muy lentamente por la boca, mientras debía mirar hacia un lado y hacia el otro buscando el sitio donde la luz iluminará más .Una vez  sintiera esa luz debía seguirla y cuando me sintiera perdida debía volver a hacer las respiraciones conscientes hasta llegar al que yo creyera era mi árbol. Al llegar a él solo debía sentirlo y tocarlo y sabría si era él .

Terminada la explicación mi hija volvió en sí y comenzó a llorar sin poder recordar nada de lo sucedido. Las dos estábamos acostumbradas a meditar y a hacer respiraciones conscientes paro nunca habíamos vivido nunca nada igual.

Cuando le conté lo que había sucedido no podía creer ni entender nada de lo que yo le contaba ni le leía copia textual de lo que salió de sus labios.

Pero las dos estábamos decididas a salir en busca de ese árbol al otro día .Antes de irnos a la cama buscamos información de todo aquello que esa noche se nos había dicho y para nuestro asombro había mucha gente que abrazaba árboles para cambiar sus energías y para curar sus enfermedades  cosa que para nosotras era algo totalmente novedoso de lo cual nunca habíamos sabido hasta esa noche. Esa noche mi hija tuvo un sueño del cual no me hablaría hasta luego de encontrar mi árbol.

Al día siguiente las dos emprendimos la búsqueda, ella solo iba de acompañante solo yo era la que debía seguir los pasos que me habían enseñado.

Paradas en la puerta de mi casa realice las respiraciones conscientes miré hacia un lado y hacia el otro y sentí que la luz era muy intensa del lado izquierdo así que hacia allí fuimos .Al sentirme perdida volvía a realizar las respiraciones prestando atención a la luz, así llegamos hasta un camino de árboles muy cercano a donde vivo. Al entrar en el sentí como si fuera un altar y la emoción que desprendía mi pecho era como la de una novia avanzando muy lentamente hasta su amado. A medida que caminábamos en silencio iba mirando árbol por árbol, cuando de repente lo vi y sentí que me miraba como si tuviera rostro .Dejé a mi hija por detrás y me acerque a él poniendo mi manos en su corteza, respiré nuevamente conscientemente y de pronto una emoción nunca antes sentida embargo mi alma siendo imposible poder contener las lágrimas de mis ojos. Mis manos empezaron a sentir una vibración que provenía del árbol y mi reacción fue abrazarlo sintiendo un latido como el de un corazón. Fue entonces cuando me giré casi sin poder hablar de la congoja y al mirar a mi niña ella estaba llorando de la misma manera que lo hacía yo. Las únicas palabras que salieron de mi boca fueron , es el , este es mi árbol.

Fue entonces cuando ella me dijo que sí que ese era mi árbol pero que ella no podía decirme nada hasta que fuera yo misma quien lo encontrará. Me explicó que la noche anterior había tenido un sueño muy especial donde la guiaban hasta mi árbol y desde lo alto pudo ver la hilera de árboles siendo solo uno el que se encontraba iluminado .Conto para saber cuál era el de la hilera y despertó . Ella lo supo desde el primer momento pero sin decir nada solo esperó como se le habían pedido para ver que yo lo hiciera bien y que no nos quedará duda que ese era mi árbol. Las dos nos abrazamos y lloramos juntas a los pies de él.

Desde ese día comencé a ir a verlo todos los días lo abrazaba, lo besaba, colocaba mi espalda en el sintiendo su energía como entraba por mis pies pasando por todo mi cuerpo, me sentaba a sus pies para poder meditar y siempre al terminar le agradecía y lo besaba,

Mi depresión se fue por completo, bajé 27 kilos, mis pies que según el médico nunca sanarían están completamente sanos y mi árbol les puedo asegurar que siempre en todas las estaciones es el más hermoso de todos.

En agradecimiento desde aquel día cumplo con el pedido que se me dio y voy enseñando por todos los lugares donde puedo y estoy como buscar su árbol y como puede cambiar las vidas de las personas.

Desde aquel día soy completamente una mujer diferente, el cambió mi vida .Me estaba  esperando siempre lo hizo porque somos uno él y yo.

Pido disculpas si la redacción no es perfecta pero estoy sumamente nerviosa, no es fácil contar esto pero sé que es necesario para que puedan entender el motivo de este grupo y así poder cumplir  con el pedido que llevare siempre presente de poder transmitir.


Los amo a todos un beso mío y de él. Ariel.




5 comentarios:

  1. Gracias, Ariel, gracias por compartir algo tan intimo para ayudarnos. Estamos en la era de acuario, la era de la comunicación con el transcendente, la era de la verdadera espiritualidad en la que uno descubre que su contacto con el Ser Superior se hace desde dentro de si mismo. Bravo por tu coraje. Abrazo a tu niña. Estoy contigo y siempre así sera. Abrazo, amiga. Te adoro.
    Quiero todavía decir algo más a las personas que leerán este comentario: ha empezado una nueva era. Esto está aconteciendo un poco por todo el mundo. Por primera vez en la historia del hombre hay un cambio y uno positivo. Si quieren hacer parte de ello tienen que buscar información. Hagan esa búsqueda con el corazón y la intuición y NO con el cerebro y encontraran la VERDAD. La intuición es una forma de inteligencia muy apurada en la que podemos confiar. Esta es una era en que cada uno se puede conectar con el cielo SIN pasar por las manos de otros hombres. Es un viaje que cada uno tendrá que hacer por si mismo porque la verdad es la que encontramos dentro de nosotros. Buen viaje a todos. La luz esa nunca nos abandonara. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Fatima por tan hermoso comentario y por el gran aporte que dejas aquí . Te quiero Mucho

      Eliminar
  2. Gracias, Ariel, gracias por compartir algo tan intimo con nosotros. La verdad es que hemos entrado en la era de acuario y todo es más fácil de entender. Es la era de la comunicación con el transcendiente la era de la espiritualidad por excelencia. Esta como todos saben no tiene forzosamente que ver con religión ya que la Verdad está dentro de nosotros, sólo hay que encontrarla. Y esto es una busqueda / un viaje espiritual que cada uno puede y debe hacer ya que la Verdad está en nosotro y cada mensaje es único para cada uno. Tú has sudo elegida para ayudar a las personas a hacer ese viaje espiritual/ esa búsqueda. Ya he leído mucho y se que lis mensajes pueden ser únicos pero contradictorios. Tú eres una bendición en la vida de las personas y se sabe que muchas de las enfermedades tienen origen espiritual y no físico. Tú has sido elegida y te digo que no podría haber mejor persona para hacerlo. Te siento y lo que siento de ti es maravilloso. Y lo que sentimos no nos deja engañar al contrario del cerebro. Gracias a ti y a tu niña por este viaje.

    ResponderEliminar
  3. Yo te creo, sé que eres una persona muy especial y que tienes un gran corazón.
    No tuve la oportunidad de ir ver a tu árbol, pero espero poder estar ahí y abrazarlo contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Antonio , siempre serás bienvenido si así lo deseas .

      Eliminar